Las Contraseñas

El mundo digital está lleno de accesos a zonas privadas, donde guardamos información que no puede ser vista o modificadas por cualquiera. Para acceder a dichas zonas, lo normal es que lo hagamos mediante una contraseña.
Las tenemos para las redes sociales, para los correos electrónicos, para pagar mediante tarjeta de crédito o débito, para acceder a nuestra cuenta de paypal... En definitiva, cualquier persona con un nivel de utilización medio del mundo digital puede tener, cuando menos media docena de contraseñas, lo normal es tener muchísimas más. En mi caso, quizás supere el centenar.
Tener una única contraseña para todos los accesos a zonas privadas, no es una buena técnica. Que nuestras contraseñas se basen en información relacionada directamente con nosotros: DNI, fechas de nacimiento..., es un error.
Para nuestra suerte, existen herramientas como KeePass, que nos facilita la gestión de nuestras contraseñas.